La Escuadrilla “Rata”

El 26 de Octubre de 1976 a las 9:45hs., despegó desde El Plumerillo, asiento de la IV Brigada Aérea, la escuadrilla “Rata” de 4 aviones F-86F Sabre integrada por: jefe de escuadrilla, Cap. Alberto “Rata” Catalá en el C-111; número 2, Tte. Primero (Fuerza Aérea Uruguaya) Oscar “Tero” Lumillo en el C-115; jefe de sección Cap. Carlos “Negro” Morillo en el C-119; y número cuatro, Tte. Primero (Fuerza Aérea Uruguaya) Ariel “Mate” Niemann en el C-122, era una navegación táctica a San Rafael, en el sur de la provincia de Mendoza, incluyendo un “ataque” al dique El Nihuil ubicado en la zona.

La Escuadrilla Rata1

Al finalizar la instrucción estando en circuito de arribo y próximos al aterrizaje, algo rondaba en la cabeza del “Negro” y era la alegría de volver pronto a su casa porque un acontecimiento importante lo aguardaba: ese día cumplía su primer año de vida su hija María Laura. Justo en el momento de la volcada su pensamiento se volvió repentinamente dramático y por la frecuencia el siguiente dialogo se escuchó: -“Negro en básica, tren abajo y…, la puta que lo parió”

Desde la TWR: -¿Algún problema Negro?

La respuesta fue: “La principal derecha no traba”. Sucedía que la marcación en el tablero indicaba tren delantero y tren izquierdo abajo y trabado y tren derecho arriba y trabado.

Se ordenó el aterrizaje de los integrantes de la escuadrilla mientras Morillo continuó volando hasta agotar el combustible.

La Escuadrilla Rata4

La torre de control (TWR) estaba a cargo de todo un señor personaje de la época: el “Turco” Jadur (en la vida civil Mustafá José Jadur, “Mike Juliet” para los amigos).

Móvil era el Alf. José Luis Gabari Zoco que transmitió: “Señor, le voy a cantar la emergencia del tren” y el Negro le contesta: “Tranquilo pibe, ya lo hice todo”, solicitando que efectuar un pasaje de verificación que dio como resultado comprobar que la pata derecha estaba “remachada” en su alojamiento.

Mientras tanto Morillo intentaba con toda clase de patadas y golpes de bastón, pero no hubo manera de bajar el tren, aún con manija de EGA (override colocado). Inclusive intentó aterrizar con todo el tren arriba, pero tampoco logró que subiera.

Decidió el aterrizaje y elegido el costado izquierdo para evitar la ganada, obviamente a la derecha, se produce el mismo en una pata. En el momento del toque desde el móvil Gabari le comunica: “Señor, corte la batería” a lo que el “Negro” le contesta: “No se preocupe, ya se lo que tengo que hacer”. En realidad quería tener la energía para conservar el dominio sobre la pata delantera manteniendo dirección con freno izquierdo y steering.

La Escuadrilla Rata3

Desde la TWR le preguntan “si el avión está dominado”, obteniendo por respuesta: “acá esta con papá”.

Había en ese momento en la TWR un Vicecomodoro que dijo: “que se cree este Negro, lo voy a bajar de un pomazo”, ello debido a la respuesta envalentonada de Morillo.

Realizó un aterrizaje perfecto aguantando al avión, manteniendo el ala derecha levantada hasta que cayó por su peso y apoyó en el tanque de combustible saliendo por escasos metros a la banquina de la pista en el costado derecho.

Luego de recorrer 380 metros y detenerse con rumbo 220 grados, levantando una gran polvareda que le hizo pensar que se había arrastrado muchos metros cuando en realidad solo la pata delantera alcanzó a pisar la tierra.

Eran las 10:48 horas. De inmediato es rodeado por los servicios de seguridad de vuelo que proceden a liberar la cúpula y desciende Morillo alejándose unos 50 metros del avión encendiendo un cigarrillo para fumar un pucho. Logrando un reto por parte del Jefe del Grupo Técnico 4, Comodoro Héctor Eduardo Ruiz, siendo salvado de la reprimenda por el Jefe de Brigada, don Pepe Gonzáles Castro.

La Escuadrilla Rata22

Posteriormente se comprobó que la tapa alojamiento del tren principal derecho no se abrió por rotura del conjunto varilla articulado anterior, actuador del gancho. La rotura fue producida por fatiga de material. El avión sufrió daños valuados en el 0,8% a consecuencia del accidente. Pese a que los mecánicos hubieron de producirle varias roturas de chapas con una tijera para poder bajar el tren. A los pocos días volaba nuevamente.

Y esa noche hubo doble festejo en el hogar del Negro Morillo.

Fuente: “Oficiales de la Fuerza Aérea Uruguaya en la Fuerza Aérea Argentina volando F-86F Sabre.” por Atilio Baldini. Publicado en la Gaceta de la Aviación.

Luis Satini

Las fotos, material de archivo y textos exhibidos en www.3040100.com.ar son propios o han sido autorizados por los autores con mención de los mismos. Por eso advertimos que todo el material a utilizar de www.3040100.com.ar tiene propiedad intelectual, propia o de terceros, solicitando previamente su uso y mencionado los créditos, recordando las disposiciones de la Ley 11723, sus complementarias y modificatorias. http://www.argra.org.ar/web/asociacion/ley-de-autor.html

Volver atrás

|

Sobre Luis