Marcos en el recuerdo de todos

Minutos antes de las 11 del 1¬į de mayo de 2007, mientras se desarrollaba la ceremonia por el XXV aniversario del bautismo de fuego de la Fuerza A√©rea Argentina, en la VI Brigada A√©rea de Tandil, perdi√≥ la vida el primer teniente Marcos Alberto Peretti, luego de que el avi√≥n Mirage III se estrellara sin que el piloto pudiera eyectarse y luego de llevar la aeronave a una zona descampada y lejos del p√ļblico para evitar un desastre mayor.

La p√©rdida de Marcos ocurri√≥ cuando se llevaba a cabo el √ļltimo tramo del acto conmemorativo de la primera acci√≥n de combate de la FAA, en el conflicto de Malvinas.

marcos 4

Se produjo en el mismo instante en que se realizaba el minuto de silencio por los 55 hombres de la fuerza que dejaron sus vidas en las Islas. Fue en ese momento cuando el Mirage III cayó a tierra.

Peretti realiz√≥ maniobras hasta el √ļltimo momento de su vuelo, en “una heroica acci√≥n para evitar mayores da√Īos”, ya que pudo haber embestido a una vivienda.

marcos

Despu√©s de realizar la segunda pasada donde ten√≠a lugar el acto vir√≥ hacia la izquierda y r√°pidamente comenz√≥ a posicionarse de sur a norte cruzando la pista para iniciar el plan de aterrizaje. Posteriormente se comunic√≥ con la Torre de Control pero, sin alcanzar a recibir la respuesta, desapareci√≥ de la vista del p√ļblico presente entre un banco de nubes que hab√≠a empeorado y le imposibilit√≥ obtener visibilidad.

La √ļnica posibilidad para los pilotos en estos casos es eyectarse, pero el breve tiempo transcurrido entre la √ļltima pasada y el impacto descartaban esa alternativa.

marcos 1

De esta Marcos Peretti perdía su vida.

El silencio y el dolor se apoderaron de todos los presentes, que no salían del asombro de ver a menos de 2 kilómetros la humareda del avión que segundos antes pasaba sobre sus cabezas.

Se estima que el impacto se produjo cuando el Mirage volaba aproximada de 350 km/h. Una velocidad inferior a la que pueden alcanzar estos aviones pero que no permitió ninguna maniobra al piloto para evitar la tragedia.

marcos 2

El comodoro Menaier, Jefe de la VI Brigada A√©rea remarc√≥ sentirse “desconcertado” de que el piloto no haya tratado de eyectarse ante la inminencia del accidente. Tambi√©n resalt√≥, ante una consulta sobre la altura del banco de nubes, que “la situaci√≥n para el vuelo era apta, ya que al momento del despegue estaban a unos 5.000 pies y si bien el techo hab√≠a bajado un poco al momento del siniestro las condiciones eran buenas”.

marcos 3

Estamos destrozados

‚ÄúMis padres no est√°n en condiciones de hablar. Comprendan lo que significa la p√©rdida de un hijo y, en mi caso, de un hermano.”

Palabras de María Verónica Peretti dos días después de la muerte de su hermano y a la espera de los restos de quien fuera en vida el primer teniente Marcos Alberto Peretti, piloto de la Fuerza Aérea Argentina.

Verónica se encontraba con sus padres Carlos Peretti y Susana Vietti, y su hermano Gastón, en la vivienda de Olegario Andrade de San Francisco, Córdoba.

“El eligi√≥ ser piloto por vocaci√≥n. Desde chico ya amaba todo lo que fuera v√©rtigo, velocidad y hasta el peligro, y encontr√≥ en aviador militar su real vocaci√≥n”.

“Era una persona alegre, locuaz, que vivi√≥ sus 28 a√Īos en plenitud. Era consciente de lo que hac√≠a, a pesar de que sus padres se preocupaban porque su actividad implicaba un riesgo mayor que el normal”.

Tras concluir sus estudios secundarios en el colegio de la Inmaculada Concepci√≥n de San Francisco -cabecera del departamento de San Justo, situada en el l√≠mite con Santa Fe, a 220 km de C√≥rdoba capital-, “Marcos ingres√≥ en la Escuela de Aviaci√≥n, curs√≥ la carrera y se recibi√≥ de alf√©rez. Estuvo destinado en Mendoza y despu√©s pas√≥ a Tandil donde, por su capacidad accedi√≥ a pilotar los Mirage”.

“Estas son profesiones de riesgo, √©l m√°s de una vez me lo dijo. Y nosotros, como padres, no tenemos otra que aguardar, cruzar los dedos y esperar que no le pase nada. Y bueno, por ah√≠, lamentablemente, pasa”, expres√≥ Carlos Peretti, un ingeniero electromec√°nico.

“√Čl era feliz con lo que hac√≠a. Si algo me ayuda a calmar todo esto es que √©l hac√≠a lo que amaba; lamentablemente, tuvo mala suerte, no s√© qu√© le habr√° pasado. √Čl siempre quiso volar en un Mirage. Siempre quiso ser piloto de combate. Desde el secundario ya lo dec√≠a”.

marcos 5

Carta de la madre de Marcos Peretti al presidente

Soy Susana, madre del Primer Teniente Marcos Alberto Peretti, cuyo fallecimiento se produjo el primero de mayo del 2007 en la base aérea de Tandil.
Quiero expresarle a usted mis sentimientos que desde lo ocurrido no puedo detener y contarle que mi hijo comenz√≥ con la idea de ingresar a la Fuerza A√©rea mientras estaba en cuarto a√Īo de su escuela secundaria.
En mi caso soy profesora de Historia, me opuse tenazmente a ello por ense√Īar en los cursos a mi cargo la etapa del proceso, pero gan√≥ su vocaci√≥n y entonces me dediqu√© a monitorear desde afuera su ense√Īanza y con orgullo puedo decirle que estos profesionales de ahora no tienen nada que ver con los anteriores.

Mi hijo fue educado en la Fuerza A√©rea con respeto hacia los derechos humanos, con gran amor a su Patria, a su familia, hacia sus compa√Īeros tanto civiles como militares.
Yo ya perd√≠¬≠ a mi hijo, motiva mi carta la tristeza de ver a sus compa√Īeros j√≥venes, casados, con hijos, con profundo amor a su profesi√≥n y temo por sus vidas debido a la antig√ľedad del material a√©reo que utilizan.
Esto es ajeno a lo que el peritaje del accidente de mi hijo determine, ya que a esta altura sólo importa cuidar la vida de los demás y es indiscutible que el equipamiento es precario.

Le solicito a usted se√Īor Presidente que como comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas destine el presupuesto suficiente a las mismas, s√© que hace m√°s de 25 a√Īos que le han ido retaceando el mismo.
¬ŅNo ser¬≠√° hora de revertir la situaci√≥n? ¬ŅSirve a un pa√≠¬≠s Fuerzas Armadas obsoletas o da lo mismo no tenerlas?

En sus discursos advierto un manifiesto rencor hacia ellas, sólo puedo decirle desde mi humilde lugar que ya concluyó la etapa del Proceso.
Estas son generaciones nuevas y no olvide que el mundo se construye con amor y respeto y no con odio.
En estos d√≠¬≠as de mucha reflexi√≥n y dolor record√© que en mis clases de Formaci√≥n √Čtica y Ciudadana ense√Ī√© siempre que uno de los pilares de la democracia es el respeto hacia los derechos humanos.
Comparto con usted su preocupación por las víctimas todas de la etapa que se extiende desde 1976 a 1983.

Le pregunto se√Īor Presidente: los derechos humanos ¬Ņson para todos los ciudadanos o no entran en ese concepto los j√≥venes que hacen del amor a su Patria su profesi√≥n?.
Siento que en esta democracia se ha perdido el derecho a la seguridad, a la educación, a la salud y al disenso.
Quiero aclararle que no pertenezco a ning√ļn partido pol√≠¬≠tico.
He votado siempre al candidato de acuerdo a sus proyectos e ideales.
Deseo de corazón que usted no tenga que jamás vivir la pérdida de un hijo y que Dios ilumine su accionar.

Le saluda con mucho respeto.

Susana Vietti de Peretti

marcos 7

El recuerdo en el primer aniversario de su fallecimiento

En su memoria se realizó en la VI Brigada Aérea, una ceremonia para la imposición de su nombre a una calle interna de la unidad y al Simulador Táctico del Grupo 6 de Caza. El acto, de gran contenido emotivo, contó con la presencia del Jefe de la VI Brigada Aérea, comodoro Rafael Alberto Nieto. La invocación religiosa estuvo a cargo del capellán de la unidad, presbítero Héctor Baiza.

El Jefe de la VI Brigada Aérea, y el jefe del Grupo 6 de Caza, vicecomodoro, Roberto Andreasen, descubrieron la placa con la denominación de la calle.

marcos 6

Dedicatoria

El primer teniente Cristian Giaccaglia, integrante del II Escuadrón Mirage, pronunció palabras alusivas.

“Hoy hacemos un alto en nuestras actividades para recordar a nuestro camarada caído.
He tomado la palabra intentando expresar el sentir de sus compa√Īeros, camaradas y amigos.

Marcos: Todavía murmuran entre los pasillos y en las escuadrillas tus anécdotas y aventuras, aquí y allá se te nombra, se te rememora.
El Grupo A√©reo no es el mismo desde entonces, falta tu tradicional alegr√≠a, tu humor para llevar la tarea diaria, tus peripecias de fin de semana los d√≠as lunes; falta tu esp√≠ritu por no dejarte vencer, tus ansias de ir mas all√°; tambi√©n extra√Īamos tus consejos y puntos de vista que nos guiaban en los momentos dif√≠ciles.

Sí, se siente tu ausencia… pero sabés una cosa, no nos hemos dejado desfallecer, pese a la tragedia hoy estamos de pie. Como vos hubieses querido, seguimos ante todo haciendo lo que nos gusta, lo que te gusta, volar, e intentamos cada día hacerlo mejor.

Te llevamos en cada actividad y en cada vuelo.
Tu partida nos ha servido a todos, ahora somos m√°s cautos, m√°s atentos y toleramos menos ciertas cosas.
Pero sobre todo aprendimos que hay que disfrutar cada nuevo d√≠a y ser felices, porque en el fondo es lo √ļnico que importa.
Tu historia va a seguir viva en nuestros corazones y en nuestras mentes, y servir√° de ejemplo para los futuros integrantes de este grupo.
S√≥lo los que viven un ideal son capaces de dar la vida por √©l‚ÄĚ

marcos 8

3040100

Cada uno de nosotros, los que caminamos nuestra segunda casa, la querida VI Brigada Aérea, puede ver y oír los sonidos, como también los murmullos. Ahí está Marcos, sabemos que estamos con él, y él con nosotros, muchas veces nos invade la tristeza, como no admitirlo, pero salimos adelante sabiendo cómo era y que quería Marcos.
Cuando pasamos a diario por su calle sentimos esa mezcla rara de bronca y dolor, pero creo que levantando la cabeza sabemos superarlo, esa palmada la sentimos y seguimos adelante.
Desde aquí podemos ver tus queridos Mirage, sabemos que te fuiste con quien amabas.

marcos 9

El Recuerdo de su Amiga Flavia Luna

Otro a√Īo m√°s, y ya van 9…
Todavía sigo sin saber lo que realmente sucedió, hoy poco me importa porque no existe explicación alguna que te devuelva la vida.

1¬į de Mayo de 2007-10.55 hs.

Mientras observaba en c√°mara lenta lo inevitable y escuchaba la que fue tu √ļltima palabra en frecuencia, una manito me apret√≥ los dedos y me trajo de vuelta.
El tono de tu voz me hizo sentir que vos tampoco te diste cuenta que se te estaba yendo la vida en ese preciso instante. De alguna manera eso me dio la calma que necesitaba para mantenerme entera.
No busqu√© tu paraca√≠das en el cielo, sabia que te hab√≠as ido…
Si hoy sigo ejerciendo mi profesi√≥n en el mismo lugar sin culpa ni miedo (a pesar de que quisieron alejarme sin justificaci√≥n), fue porque esa misma noche cuando logr√© dormirme te apareciste en mi sue√Īo subiendo la escalera de la Twr con tu mate en mano y una sonrisa enorme que te achinaba los ojitos, me dijiste:
“Hola Lunita. ¬ŅTomamos unos mates?… Me miraste, me agarraste de la mano y me dijiste:
“No te preocupes, yo estoy bien…”, esa fue tu manera de despedirte.
Nunca mas te so√Ī√© y creo que fue porque no te qued√≥ ninguna deuda pendiente conmigo.
Se te extra√Īa Le√≥n…
En estos a√Īos hubo alguien que me hac√≠a tenerte aun mas presente, pero su estad√≠a en DIL termin√≥ y tambi√©n se fue…

Tuvo un gesto noble y te hizo parte de su buzo de vuelo llevando tu parche y pa√Īuelo, aquel d√≠a en el que todos ten√≠amos las emociones a flor de piel; aquel d√≠a que parec√≠a tan lejano hasta que repentinamente lleg√≥, y simplemente termin√≥ cuando esas cinco bellezas detuvieron sus corazones para siempre…

“El Adi√≥s siempre le duele mas al que se queda…”

marcos 10

Luis Satini

Las fotos, material de archivo y textos exhibidos en www.3040100.com.ar son propios o han sido autorizados por los autores con mención de los mismos. Por eso advertimos que todo el material a utilizar de www.3040100.com.ar tiene propiedad intelectual, propia o de terceros, solicitando previamente su uso y mencionado los créditos, recordando las disposiciones de la Ley 11723, sus complementarias y modificatorias.
http://www.argra.org.ar/web/asociacion/ley-de-autor.html

 

 

Volver atrás

|

Sobre Luis