El primer ataque de un avión contra un buque

Hac√≠a fr√≠o en la base a√©rea militar de San Juli√°n aquel 1 de mayo. Dentro de su poderoso avi√≥n Mirage V-Dagger, un joven piloto de 32 a√Īos esperaba ansioso cumplir con aquello para lo que se hab√≠a preparado: defender a la Patria.
Sabía que enfrente lo aguardaban aviones Harrier y modernos buques armados con temibles misiles.

“Despegue inmediato”, escuch√≥ de pronto. Ya no hab√≠a tiempo para pensar en ninguna otra cosa, ni siquiera en su esposa y sus tres peque√Īos hijos. Tom√≥ los controles del avi√≥n, le pidi√≥ a Dios que lo traiga de vuelta y levant√≥ vuelo hacia el Bautismo de Fuego.

3 primer ataque

Este es el comienzo de la historia protagonizada por el hoy Brigadier (RE) VGM Norberto Dimeglio, quien relat√≥ su experiencia de comandar la primera escuadrilla que atac√≥ buques ingleses. “El 1¬ļ de mayo est√°bamos en la Base A√©rea Militar de San Juli√°n, con los aviones Mirage V-Dagger, equipados con tres tanques de combustibles adicionales externos para poder llegar a Puerto Argentino y regresar.

2 primer ataque

S√≥lo pod√≠amos llevar dos bombas de 250 kilos, m√°s los ca√Īones de 30 mil√≠metros con 250 disparos.

“A las 14.30 nos lleg√≥ la orden de despegar para encontrarnos al norte de las Islas Malvinas, en Bah√≠a Anunciaci√≥n, con tres buques que se aproximaban. Cont√°bamos con la cobertura de dos aviones Mirage V, equipados con misiles.

“Recibimos la √ļltima informaci√≥n de inteligencia y salimos hacia lo que ser√≠a nuestro bautismo de fuego.

1 primer ataque

La primera parte de la navegaci√≥n la hicimos en silencio de radio. Cuando est√°bamos pr√≥ximos a las Islas Salvajes, el radar de Puerto Argentino, nuestros ojos, nos avis√≥ que ven√≠an a interceptarnos y nos orden√≥ un descenso brusco a nivel del mar”.

“Yo iba en el centro, el Teniente C√©sar Rom√°n a mi derecha y el Teniente Gustavo Aguirre Faget, a mi izquierda. Comenzamos el descenso. Cuando estamos pr√≥ximos a la Isla Borb√≥n, el Teniente Aguirre me avis√≥ que a la derecha ve√≠a la silueta de un avi√≥n. “Cruzamos el estrecho de San Carlos y llegamos a la zona asignada, donde no estaban los buques. Decid√≠ pasar por el este de Puerto Argentino, pero cuando llegamos al Cabo San Felipe vimos a los tres buques ca√Īoneando Puerto Argentino.

“Todo se desarroll√≥ r√°pidamente, calculo que no pasaron m√°s de 30 o 40 segundos desde que los vimos hasta que realizamos el ataque. La posici√≥n de los buques era similar a la nuestra. Decid√≠ que cada uno atacara al buque que ten√≠a enfrente”.

EL GRAN ATAQUE

“El avance lo hicimos a baja altura. Est√°bamos arriba de los 900 kil√≥metros por hora (m√°s de 250 metros por segundo). Ataqu√© al buque que estaba a mi izquierda con una peque√Īa r√°faga de ca√Īones y bombas.

4 primer ataque

5 primer ataque

Sal√≠ hacia la derecha para buscar la protecci√≥n de las islas y me encontr√© con otro buque delante; lo √ļnico que tuve que hacer fue nivelar los planos y disparar toda la munici√≥n de ca√Īones que me quedaba y not√© los impactos en la estructura. “R√°pidamente llegu√© a la zona de las islas, pero advert√≠ que el combustible hab√≠a bajado al m√≠nimo entonces ascend√≠ para ahorrar.

En ese momento, produje la primera comunicaci√≥n: “Torno Uno saliendo” y escuch√© al Torno Dos y al Tres tambi√©n saliendo. Fue una de las mayores alegr√≠as, porque comprob√© que mis dos compa√Īeros estaban ilesos.

7 primer ataque

“Estudiosos de la Fuerza A√©rea aseguraron que en primer t√©rmino hab√≠amos atacado e impactado en un destructor, pero luego de diversos an√°lisis concluyeron que era la Sheffield.

“Inmediatamente ascendimos a 8.000 metros, cuando sobre la Isla Soledad el radar nos avis√≥ que hab√≠a un par de Harrier en rumbo de interceptaci√≥n, ante lo cual orden√≥ volver al vuelo bajo.

Los cinco aviones regresamos a San Juli√°n. El ataque se hab√≠a producido a las 16.40 y el regreso, a las 17.30”.

6 primer ataque

8 primer ataque

Brigadier (RE) VGM Norberto Dimeglio

9 primer ataque

La Prensa

Luis Satini

Las fotos, material de archivo y textos exhibidos en www.3040100.com.ar son propios o han sido autorizados por los autores con mención de los mismos. Por eso advertimos que todo el material a utilizar de www.3040100.com.ar tiene propiedad intelectual, propia o de terceros, solicitando previamente su uso y mencionado los créditos, recordando las disposiciones de la Ley 11723, sus complementarias y modificatorias.
http://www.argra.org.ar/web/asociacion/ley-de-autor.html

Volver atrás

|