Mis Vivencias en Puerto Argentino

“Al momento del despliegue a Malvinas, era Cabo Primero, tenia 26 a√Īos de edad, casado, dos hijos de 5 y 2 a√Īos, y mi esposa embarazada de 6 meses.

Mi lugar de revista era la Base Aérea Militar de Mar del Plata, el 5 de Abril, partí de rumbo a Malvinas en un Hércules C-130 cargado de víveres, municiones y un Jeep.
El Oficial a cargo en ese vuelo, además de los pilotos y la tripulación, era el Alférez Pedro Iraizoz, (actualmente Brigadier Pedro E. Iraizoz es director de la Biblioteca Nacional de Aeronáutica).
“Al llegar en un vuelo de casi 6 horas, no pudimos aterrizar por razones meteorol√≥gicas, as√≠ que fuimos a la X Brigada A√©rea en Rio Gallegos, donde pernoctamos. Al d√≠a siguiente concretamos la misi√≥n.

A British military Hercules plane flies over Goose Green, near Port Stanley March 16, 2012. Diplomatic tensions between Argentina and Britain have been rising in the run up to the 30th anniversary of the Falklands War fought over the islands. REUTERS/Marcos Brindicci (FALKLAND ISLANDS - Tags: MILITARY TRANSPORT ANNIVERSARY POLITICS)

Cuando llegamos nos recibe nuestro Jefe, el Mayor Hugo Alberto Maiorano (Actualmente Comodoro retirado), quien junto a la gente del GOE (De un desempe√Īo excepcional durante el conflicto), descargamos el avi√≥n.

Nuestro lugar de asiento fue la cabecera de pista cercana al faro, en el Aeropuerto de la BAM Malvinas.

2 VIVENCIAS

Mi grupo contaba con una Bater√≠a Oerlikon de 35mm, compuesta por 2 ca√Īones bitubos de una cadencia de 1100 disparos por minuto por ca√Ī√≥n y un Radar S√ļper Fledersmaus, de un sistema valvular, con un alcance de 50km en vigilancia y 20km de alcance en radar de tiro.
Nuestro Jefe directo (Jefe de Bater√≠a) fue el 1¬ļ Teniente Oscar Humberto Spath (Actualmente Comodoro retirado). Tuvimos la suerte de ser un grupo unido, y sobretodo, organizado.
No hicimos ninguna diferencia de jerarqu√≠as en cuanto a la convivencia – “El soldado, el suboficial y el oficial, com√≠amos la misma comida y nos aloj√°bamos en los mismos refugios, construidos por nosotros mismos…” Cada uno de nosotros ten√≠amos bien claro lo que deb√≠amos que hacer, entre otras cosas, instru√≠amos a los ocho soldados en el manejo del armamento. A tal punto que tome a dos de ellos, los Soldados √Ālvarez y Campos, les ense√Īe el manejo, mantenimiento y reparaci√≥n del ca√Ī√≥n, porque yo era el √ļnico Mec√°nico de Armas, y si me ocurr√≠a algo, ellos se podr√≠an defender.”

3 VIVENCIAS

“El 1¬ļ de Mayo, a las 04.40hs., suena la alarma, poni√©ndonos en alerta. “Esta maniobra la ven√≠an haciendo desde hacia cuatro d√≠as…” en esta √ļltima oportunidad, decido dirigirme a poner en marcha el generador del ca√Ī√≥n, que se encontraba a 6mts. a la derecha de mi refugio.
El generador estaba rodeado de tierra, hasta 2 mts. de altura, para cubrirlo de cualquier esquirla o impacto directo. El Cabo Rub√©n Albornoz y el Cabo Principal Carlos Mancilla se dirigieron al ca√Ī√≥n que estaba a 6mts. a la izquierda del refugio.

Cuando fui a darle arranque al generador, con gran asombro y sorpresa veo un avi√≥n Sea Harrier que pasa a muy baja altura, lanza 3 bombas y escapa. Paso energ√≠a al ca√Ī√≥n y tomo la posici√≥n de sirviente N¬ļ 1, Mancilla sirviente N¬ļ 2 y Albornoz el de Jefe de Pieza o Tirador.

Se pod√≠a observar en direcci√≥n al faro un sinn√ļmero de estrellas, entre ellas, una que se diferenciaba bastante. Mis compa√Īeros hac√≠an conjeturas, Mancilla dec√≠a “Es un lucero…”, Albornoz ” Es un avi√≥n…” y me pregunta – Para vos, Que es? Vaca…”. y pude observar como se agrando la luz.
Ellos ven√≠an con el tren abajo y luz prendida, como era nuestra consigna, as√≠ que le dije “Es un avi√≥n, tirale…!” – √©l, sin dudarlo, realiz√≥ el “Primer disparo Argentino” salido desde la Isla, a √©l, se le sumaron todos los ca√Īones que hab√≠a en el Aeropuerto.
Fue tanta la cantidad de munici√≥n puesta en el aire, que por acci√≥n del trazante de las mismas, se ilumino todo el campo, quedando de un color rosado. – “Espectacular!”-
Eran dos aviones, dieron la vuelta y se volvieron, estaban fuera de distancia de fuego.

A las 08.30hs aproximadamente, tuvimos el ataque de diez aviones a nuestros 2 ca√Īones. El Mayor nos relataba por radio: – “Atentos mis artilleros, los pajaritos vienen del Norte, los pajaritos vienen del Sur… son cinco de cada lado” –
Al llegar, nosotros est√°bamos preparados y disparamos sobre ellos.
Sorpresa! Los ca√Īones hicieron 1 disparo cada uno y se trabaron, los aviones ven√≠an a muy baja velocidad disparando con lo que ten√≠an. Tambi√©n pasaron a muy baja altura (para que tengan una idea) -“Si levant√°bamos los tubos de los ca√Īones, se los chocaban…”-
De inmediato, hice descender a mis dos compa√Īeros para que se pongan a refugio y me aboque a la puesta en servicio de las armas. Como siempre comedido, nunca sale bien. Otro compa√Īero que pas√≥, observ√≥ que para su gusto al arma le faltaba grasa y le puso en demas√≠a produciendo esto el trabado del sistema. As√≠ que, saque abundante trapo para limpiarlo.

4 VIVENCIAS

A todo esto, los aviones se segu√≠an despachando a gusto. Yo, miraba el avi√≥n, el ca√Ī√≥n, el avi√≥n, el ca√Ī√≥n… cuando de repente, levanto la vista y observo el avi√≥n a 30 mts., el piloto no me tira, y pasa con el avi√≥n de costado, donde se produce un intercambio visual con el piloto.
Yo eleve mis brazos, como dici√©ndole: -“A mi me mandan… yo no te quiero matar…”- y por lo que vi en sus ojos, √©l, pens√≥ lo mismo, luego es derribado y se eyecta vivo.

El siguiente avi√≥n no me dio tiempo de sentarme en el lugar del tirador, el ca√Ī√≥n ya estaba en servicio y observe la r√°faga de munici√≥n de sus ca√Īones que ven√≠an derechito hacia m√≠, por tal motivo, di un salto para ponerme a cubierto, al caer quede de cuclillas.
En ese mismo momento, pasa la r√°faga a 20cm delante mio -“Que Jab√≥n!”- As√≠ que me incorpor√©, y me dije: -“Bueno, sigamos participando…”

5 VIVENCIAS

“Tiempo mas adelante, uno de los generadores queda fuera de servicio y nos obliga a trabajar con un solo ca√Ī√≥n “como √©ramos dos tripulaciones, nos turn√°bamos un d√≠a cada uno”.

El 11 de Junio ¬†tuvimos la visita del Papa a la Argentina. -“Ese d√≠a, nos dieron como para hacer dulce…”- Yo, estaba de turno.

El 12, a las 18.30hs, más o menos, el Mayor Maiorano, nos dice que nos preparemos, porque estaba en viaje nuestro relevo. Sería por un mes, después, volveríamos nuevamente.

6 VIVENCIAS

Ya en el aeropuerto, aterriza el Hércules C-130, baja la gente y entre ellos el Cabo Principal  Mauricio López, quien es hoy el padrino del hijo que estaba gestando mi esposa.

Le pregunte: -“Que haces ac√°? Si vos sos especialista en misiles…”-.
√Čl: -“Te vengo a relevar”-.
Le dije que no me iría, porque el no conocía mucho de este material, y  me contesto que si, porque yo tenia dos hijos y uno en camino y él era soltero.
-“No tengo nada que perder…”-.
Entonces pregunte: -“Vino el mono?”-, otro compa√Īero, que si conoc√≠a bastante, a lo que me contesta‚Ķ-“Si vino”-.
-“Entonces si me voy”-. Dej√°ndolos en ese infierno, que no sab√≠amos como iban a salir.

Volamos 2 horas al ras del agua con diecisiete heridos en camillas y unos cuantos más que se podían trasladar solos.

7 VIVENCIAS

Al llegar a Rio Gallegos, pedimos bajar para que los heridos fuesen atendidos de inmediato, ya que pensaban seguir hasta Comodoro Rivadavia.
Nos cuentan que al momento del despegue, fueron numerosas las cantidades de misiles ca√≠dos en el lugar donde estuvo el avi√≥n, -“Una vez mas… nos salvamos”-.

Al llegar a Rio Gallegos, quedamos en espera en el aeropuerto, pasado un tiempo vino un colectivo y nos trasladó al Casino de Suboficiales, eran las 24hs aproximadamente.

Fue muy emocionante el reencuentro con los camaradas, nos reciben formando un cordón de honor, algunos de ellos a medio vestir a pesar del intenso frio reinante.
El personal del casino abri√≥ el comedor, nos hicieron de comer y compartimos una cena que casi se nos junta con el desayuno. -“Hab√≠a muchas preguntas que contestar, y muchas an√©cdotas que contar”-.

El 14 de Junio nos trasladan en un Boeing 707, con destino El Palomar, allí nos juntaríamos con la otra parte del grupo que fue relevado el 13 de Junio, quienes habían quedado de turno en nuestro lugar.
Nos embarcaron en un F-28, lugar donde nos enteramos que “nos hab√≠amos rendido…”, “No lo pod√≠amos creer…”. Nos llevaron a Mar del Plata, al llegar nos recibe el Oficial de servicio y el conductor de turno con un micro.

Esa misma noche en mi automóvil, partimos rumbo a Tandil junto al Cabo Principal Eduardo Molina, allí estaban nuestras  familias.
A las 12hs. del día 15, regresamos a Mar del Plata y nos dieron una licencia.

-“Mi familia me dice que estaba cambiado, que era otro, que no escuchaba lo que muchas veces me dec√≠an… pero mi pensamiento estaba en aquellos amigos y compa√Īeros que quedaron combatiendo y despu√©s fueron prisioneros, ah√≠ me di cuenta de la impotencia que se siente estando tan lejos y no poder hacer nada…”-.

Fecha de despliegue: 5 de Abril de 1982.
Fecha de repliegue: 12 de Junio de 1982.

8 VIVENCIAS

SM Miguel Eduardo Pedernera

Luis Satini

Las fotos, material de archivo y textos exhibidos en www.3040100.com.ar son propios o han sido autorizados por los autores con mención de los mismos. Por eso advertimos que todo el material a utilizar de www.3040100.com.ar tiene propiedad intelectual, propia o de terceros, solicitando previamente su uso y mencionado los créditos, recordando las disposiciones de la Ley 11723, sus complementarias y modificatorias.
http://www.argra.org.ar/web/asociacion/ley-de-autor.html

Volver atrás

|